Cifras y realidades del aborto inseguro

La Organización Mundial de la Salud estima que 47,000 mujeres mueren cada año a causa de un abortos mal practicados en todo el mundo. Estos números deberían ser suficiente para sacudir a cualquiera, pero las muertes por abortos mal practicados no pueden reducirse a una estadística.

“En los casos en que la tecnología médica está disponible y la interrupción del embarazo puede llevarse a cabo de manera segura, resulta terriblemente injusto que las creencias religiosas y las leyes restrictivas obliguen a las mujeres a arriesgar su vida y sacrificar su futuro por un aborto realizado en malas condiciones. Ante todo, se trata de un asunto de derechos humanos, uno que debe ser atendido de inmediato, particularmente en vista de que en muchos lugares del mundo las leyes liberales establecidas con anterioridad están siendo reevaluadas y reemplazadas por nuevos obstáculos”

– Shweta Krishnan
“Unsafe abortion: Not just a number”

Las cifras sobre el aborto inseguro de la Organización Mundial de la Salud incluyen los siguientes hechos clave:

  • Cada año se practican cerca de 22 millones de abortos inseguros en el mundo, la mayoría en países en desarrollo.
  • Las muertes causadas por el aborto inseguro suman 13% del total de mortalidad materna. El continente africano se ha visto afectado desproporcionadamente, con casi dos tercios del total de muertes relacionadas al aborto.
  • Cada año cerca de 5 millones de mujeres son internadas en el hospital como resultado de un aborto mal practicado.
  • Más de tres millones de mujeres que sufren complicaciones como consecuencia de un aborto inseguro no reciben atención médica.
  • El costo anual de tratar complicaciones graves a consecuencia de un aborto inseguro se estima en 680 millones de dólares.
  • Casi todas las muertes y discapacidades causadas por aborto pueden prevenirse a través de educación sexual, uso correcto de anticonceptivos, acceso a la interrupción legal del embarazo practicada según estándares de seguridad y tratamiento oportuno ante complicaciones.

La interrupción legal del embarazo no es una cuestión ideológica o de creencias, es un asunto de vida y derechos humanos. Conocemos los números y las estadísticas, sabemos que esto sucede en todo el mundo. No se trata de estar de acuerdo o no, sino de crear consciencia sobre una realidad que ningún juicio personal puede alterar. Millones de mujeres mueren por no tener acceso a servicios de salud, por las legislaciones que les prohiben decidir pero no actuar.

En abril de 2014 se cumplen 7 años de que la Interrupción Legal del Embarazo fuera aprobada en el Distrito Federal. Definitivamente es un paso adelante, sobre todo considerando que todo el esfuerzo previo ha prevalecido casi una década. Sin embargo, no es posible vivir en un mundo de derechos centralizados, en el que el acceso a servicios básicos de salud sólo están disponibles en la capital de un país tan grande y diverso como México.

El 7º Aniversario de la ILE en el D.F. es motivo de reflexión y concienciación.  Hagamos que los derechos universales sean en verdad universales y dejemos de reducir el debate a lo que ocurre entre nuestras orejas. Hay mucho por delante. Abramos los ojos.


Fuentes:

Women’s Global Network for Reproductive Rights
http://www.wgnrr.org/blog/11/unsafe-abortion-not-just-number

Organización Mundial de la Salud
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs388/en/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s