Somos mujeres, no feministas

“No les deseo (a las mujeres) que tengan poder sobre los hombres, sino sobre sí mismas.”

– Mary Wollstonecraft, escritora inglesa (1759-1797).

Por Amira Ortiz Azuara.

Es otro día cualquiera, de esos aburridos. Estoy haciendo tarea. Reviso Facebook y me encuentro con un encabezado bastante llamativo: “Mujeres (y gatos) contra el feminismo”. La nota del 19 de agosto*, publicada por El País, me ha llevado a conocer el movimiento Women against feminism.

Nacido en la red social Tumblr en julio del 2013, Mujeres contra el feminismo, es un blog en el que féminas de todo el mundo buscan exponer sus problemas con el movimiento feminista. Es a través de dibujos, gráficos, fotografías de mensajes en simples hojas de papel y sobre todo selfies, como estas mujeres (en su mayoría estadounidenses y blancas), plasman sus razones para rechazar lo que consideran “es el miedo irracional a los hombres, disfrazado de equidad”.

Ellas son madres de familia, estudiantes, amas de casa y profesionistas. Escriben en inglés, en italiano, en portugués. Algunas tienen canas, otras el cabello de colores. Ellas posan a la foto con una sonrisa, con un mueca o mostrando el dedo medio (la Britney señal, pues). Escriben tanto grandes argumentos, como la simple frase “I don’t need feminist for any reason”.

Mientras leo las publicaciones de estas mujeres tengo una tormenta de pensamientos. En principio aparecen las fotografías de dos jóvenes, una castaña y una pelirroja. Una adopta un gesto serio mientras sostiene una hoja de papel con frases como: “El feminismo combate el sexismo con sexismo”, “La mayoría de los hombres son hermosos y de corazón bondadoso, no cerdos violadores”, “Este movimiento de mierda (el feminismo) hace que ellos (los hombres) se alejen”. La otra chica opta por poner una sonrisa en la foto, mientras resalta el texto: “No necesito el feminismo porque ya tengo la misma igualdad de derechos que los hombres. Amo a mi esposo y no necesito hacerlo sentir menos para sentirme bien. Porque pelear por la superioridad de la mujer no es pelear por la igualdad”.

El cursor del mouse se mueve y me repito hasta el cansancio que el feminismo no es el odio a los hombres. El feminismo no es hacer sentir a la mujer superior al hombre. El feminismo no es criticar a las mujeres que desean ser amas de casa de tiempo completo. El feminismo no es odiar cocinar. El feminismo no es no casarse, no tener novio o no tener hijos. No es querer un mundo sin hombres. No es eso.

Aparecen más caras, y muchas de ellas recalcan el mensaje: “el feminismo me asusta más que los hombres”. Muestran frases de feministas que algunos de amigos llamarían feminazis. Una rubia con sombra negra en los ojos, escribe en su papel una frase de Valerie Solanas (sí, la misma que intentó matar a Andy Warhol): “Llamar animal a un hombre es halagarlo, él es una máquina, un consolador caminando”. Con marcador de color rojo dice: “Esto es por lo que no necesito el feminismo”. Y yo estoy de acuerdo, ¿por qué necesitarías un movimiento que promoviera una perspectiva degradante del hombre, si lo que supuestamente se busca es la equidad?

Resulta importante decir que el feminismo de Solanas era del tipo radical, basta decir que escribió un libro llamado Manifiesto SCUM (Sociedad para la eliminación de los hombres). Y como dato curioso: era esquizofrénica. Algunos conocedores de la materia señalan que este tipo actitudes no se deben considerar feminismo, sino hembrismo. Sí, hembrismo, que no suena tan diferente de la palabra machismo.

“I don’t hate men. I just have nothing good to say about them. Ever”. Este meme cuenta con 155 notas*. “Don’t oppress me with your gender roles. Now let me tell you how to be a real man”. 572 notas.

1

Otra frase (hembrista) que aparece en los retratos de estas mujeres para mostrar lo que conciben como el feminismo actual, es: “Quiero ver a un hombre golpeado hasta transformarse en una pulpa sanguinolenta, con un tacón alto incrustado en su boca, como una manzana en la boca de un cerdo”. Estas palabras de Andrea Dworkin, también son del tipo radical. Así que corrí a googlear sobre esta escritora estadounidense. Lo primero que aparece es la palabra feminista. Me recuerdo lo que tanto remarcó uno de mis profesores de la universidad: no existe un solo tipo de feminismo. De nuevo: no existe solamente un tipo de feminismo. Lo mismo existen grupos que velan porque las mujeres ingresen a todos los sectores de la sociedad de forma equitativa a los hombres, como los hay por la defensa del papel de ama de casa, como también existen los del tipo radical (como los ejemplos anteriores).

“Un hombre que te abre la puerta no es un cerdo misógino, sino un caballero”, una publicación en el blog del 16 de julio y que cuenta con 639 notas. “En América es el siglo XXI y ser una fémina es, en serio, lo mejor”, con 155 notas. “No necesito el feminismo porque me gusta cuando los hombres hacen cumplidos sobre mi cuerpo”, aparece en hoja de papel acompañada de un dibujo de la bandera de Polonia. Esta fotografía cuenta con 247 notas.

2

Para especialistas, como Asunción Bernárdez, directora del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid y coordinadora del programa de Doctorado en Estudios Feministas y de Género, este tipo de proyectos tienen su raíz en “un desconocimiento total de la historia, de quién es quién dentro de ella y de por qué hemos llegado a esta situación”.

“No necesito el feminismo porque la igualdad de oportunidades ya existe”, un mensaje de una mujer de edad media. “No necesito el feminismo porque no necesito cortarme el pelo para demostrar que soy igual a un hombre” (421 notas). “No necesito el feminismo porque se ha pasado de ser un movimiento por los derechos a ser una organización sexista, corrupta y odiosa” (285 notas). “Así es como se ve una antifeminista”, es el texto de una joven de sonrisa ancha.

3

Las críticas para las antifeministas de las redes sociales no se han hecho esperar. El periodista David Futrelle, que tiene a su cargo el polémico sitio Hunted the mammoth, un página muy particular, que está en contra de la misoginia, creó (también en Tumblr) el blog Confused cats against feminism.

De acuerdo con El País: “Ninguna crítica hacia el movimiento ha tenido tanto éxito como la felina, que, de forma explícita, ridiculiza las explicaciones de las nuevas antifeministas.” Y sí, algunas de sus entradas incluyen: “No necesito el feminismo. Si una mujer está liberada, ¿quién va a cerrar la llave?”, dice una fotografía en la que un gato toma agua de un lavabo. Otro gato de pelaje blanco y negro está acompañado del mensaje: “No me gusta el feminismo porque trata de mantenerme fuera de mi cálida y cara cama de gatito.”

4

Vuelvo al blog que inició todo este dilema.
“No necesito el feminismo porque…
Soy heterosexual y un mundo sin hombres apesta”. 91 notas.
Ser una mamá que se queda en casa, es mejor que tener a alguien cuidando a mi hijo”. 55 notas.
Me gusta ser tratada como una dama por un caballero”. 98 notas.
Amo a mi novio”. 117 notas.
Sin mi marido, no disfrutaría la crianza de mis hijos”. 79 notas.
Disfruto el sexo”. 157 notas.
Amo estar en la cocina”. 86 notas.
No creo que si duermes con hombre estando borracha, sea violación. ¡Toma algo de responsabilidad!”. 303 notas.
Amo ser ingeniera, pero elijo ser mamá”. 70 notas.
Mi violador fue una mujer”. 165 notas.
No necesito que mujeres desnudas protesten contra mi opresión”. 141 notas.
Mi esposo y yo nos respetamos el uno al otro y yo soy el sostén de la familia”. 83 notas.

5

Después de leer por aquí y por allá, puedo llegar a estas conclusiones:
– Cada quien es libre, sea hombre o mujer, de creer en lo que se le apetezca.
– Insultar a las “no feministas” no es la solución. Responder con agresiones nunca es la solución a nada.
– Me frustra la idea de que muchas, miles, cientos, incluso millones de mujeres hayan (y sigan) luchando para que otras puedan recibir educación, decidir sobre su cuerpo, conseguir el trabajo de sus sueños y más, y ahora simplemente se diga “no lo necesito”. Hablamos de años y años de lucha. Pero al final del día, esa es mi opinión, no la de todos.

Mujeres contra el feminismo tiene poco más de 10, 000 seguidores. No termino de ver la avalancha de imágenes. Cuando trato de establecer cuál es el propósito de este colectivo, no puedo llegar a nada en concreto. ¿Qué es lo que buscan estas mujeres? ¿Dar a conocer su punto de vista? Por supuesto. ¿Lograr la erradicación del feminismo? ¿Y cuál tipo de feminismo?

Asunción Bernández señala: “parte de las últimas generaciones pueden creer que existe una igualdad total y absoluta porque así han sido educadas”. Lo cierto es que las condiciones de las mujeres en el mundo son terriblemente distintas. Las mujeres que hoy escriben “movimiento de mierda”, saben leer, saben escribir, tienen la libertad de elegir la maternidad, el trabajo o ambos, porque hubo feministas pioneras que lucharon por esos derechos. En otros países existen mujeres que no pueden asistir a la escuela, no pueden tomar decisiones sobre su identidad, donde son obligadas a casarse a edades tempranas, donde son moneda de cambio.

Esta es una discusión compleja e importante.

__________________

* Nota completa en: http://blogs.elpais.com/mujeres/2014/08/mujer-contra-mujer.html

* En Tumblr las notas se refieren al número de personas que han indicado “me gusta” a determinada publicación o la han compartido para que aparezca en sus perfiles.

¿Y tú qué opinas? Escribí este texto hace casi un año y las antifeministas y yo hemos cambiado. ¿Qué tal una segunda parte? ¿Explorar más puntos de vista? ¡Deja tus comentarios!

Anuncios