“El duelo se convierte en ley” -Judith Butler desde París

Bombardea-Francia-centros-yihadistas-en-Siria

Por .Ana Mata. || @tatatactictac

Judith Butler escribió esta carta al día siguiente de los atentados ocurridos en París. Por la relevancia de sus palabras, y al ver que no había una versión disponible en castellano, me tomé la libertad de hacer una traducción para este espacio.

____

Estoy en París y pasé cerca de la escena de la matanza en la calle Beaumarchais el viernes por la tarde. Cené a diez minutos de otro de los objetivos atacados. Todas las personas a las que conozco están a salvo, pero muchas personas que no conozco murieron o están traumatizadas o en duelo. Es chocante y terrible. Hoy las calles estaban pobladas en la tarde, pero vacías en la noche. La mañana estaba completamente quieta.

Resulta evidente por las discusiones televisivas que surgieron inmediatamente después de los eventos, que el “estado de emergencia” -por más temporal que sea- no deja de establecer un tono que permite que el estado de seguridad se amplíe. Los temas que se debatían incluían la militarización de la policía (como “completar” el proceso), el espacio de la libertad, y cómo luchar contra el “Islam” –esa entidad amorfa. Hollande trató de ser masculino cuando declaró que esto es una guerra, pero no se podía dejar de pensar en el aspecto imitativo de su performance, lo que impedía que el discurso fuera tomado en serio.

Sin embargo, por más bufón que sea, él ahora está actuando como la cabeza de un ejército. La distinción ente estado y ejército se disuelve de cara a un estado de emergencia. La gente quiere ver a la policía, y quiere una policía militarizada que les proteja. Un peligroso, aunque entendible, deseo. Los aspectos benéficos de los poderes especiales acordados soberanamente bajo el estado de emergencia incluyen darle a las personas viajes de taxi gratuitos de regreso a sus casas, y abrir los hospitales a todxs lxs afectadxs también les convoca. No hay toque de queda, pero los servicios públicos están reducidos, y las demostraciones están prohibidas. Incluso los “rassemblements” (encuentros) para conmemorar a los muertos eran técnicamente ilegales. Fui a uno en la Place de la Republique donde la policía anunciaría que todxs debían dispersarse, y sólo unxs cuantxs obedecieron. Eso fue para mí un breve momento de optimismo.

Lxs comentadorxs que buscan distinguir entre distintos tipos de comunidades musulmanas y visiones políticas son considerados culpables por buscar “matices”. Aparentemente, el enemigo debe ser extensivo y singular para ser derrotado, y las diferencias entre un musulmán y un yihadista e ISIL se vuelven más difíciles de discernir en el discurso público. Lxs expertxs sabían quién era el enemigo antes de que ISIL se adjudicara la responsabilidad por los ataques.

Me pareció interesante que Hollande anunciara tres días de duelo a la vez que ajustaba los controles de seguridad –otra manera de leer el título del libro de Gillian Rose, “el duelo se convierte en ley”. ¿Estamos de duelo o nos estamos sometiendo al incremento de la militarización del poder del estado y suspendiendo la democracia? ¿Cómo esto último funciona más fácilmente cuando se le vende como si fuera lo primero? Han de ser tres los días de duelo público, pero el estado de emergencia puede durar hasta doce días antes de que la asamblea nacional tenga que aprobarlo.

Pero también, el estado explica que debe restringir libertades para poder defender la libertad –eso parece una paradoja que no molesta a lxs expertxs en televisión. Sí, los ataques fueron claramente destinados a escenas icónicas de la libertad francesa diaria: el café, la sala de conciertos de rock, el estadio de futbol. En la sala de conciertos, supuestamente apareció una diatriba escrita por uno de lxs atacantes que cometió 89 brutales asesinatos, en donde culpaba a Francia por haber fallado en intervenir en Siria (contra el régimen de Assad), y culpando al oeste por su intervención en Irak (contra el régimen de Baathist). Así que, no se trata de una posición contra la intervención occidental en sí.

También existe una política de nombres: ISIS, ISIL, Daesh. Francia no dirá “etat islamique” (Estado Islámico) ya que con eso reconocerían la existencia de un estado. Quieren conservar el término “Daesh”, ya que es una palabra árabe que no se traduce al francés. Mientras tanto, esa organización se responsabilizó por los asesinatos, asegurando que eran retribuciones por los bombardeos aéreos que han matado musulmanes en suelo del califato. La elección del concierto de rock como blanco –como un lugar (una vista) de asesinatos, en realidad- fue explicada: el lugar alojaba “idolatría” y “un festival de perversión”. Me pregunto cómo llegaron al término “perversión”. Me suena a que estaban leyendo por fuera de su campo.

Los candidatos presidenciables han aportado lo propio: Sarkozy ahora está proponiendo campos de detención, explicando que es necesario que se arreste a quienes se sospeche tengan vínculo con yihadistas. Y Le Pen está argumentando a favor de la “expulsión”, habiendo denominado recientemente a los migrantes “bacterias”. Que uno de los asesinos de origen Sirio haya conseguido entrar a Francia a través de Grecia puede convertirse sin problema en la razón por la cual Francia consolidaría su guerra nacionalista contra lxs migrantes.

Mi apuesta es que el discurso sobre la libertad será importante para rastrear en los próximos días y semanas, y que tendrá implicaciones en el uso del estado de seguridad y en el estrechamiento de las versiones de democracia ante nosotrxs. Una versión de la libertad es atacada por el enemigo, otra versión es restringida por el estado. El estado defiende la versión de la libertad atacada como el corazón de Francia, y sin embargo suspende la libertad de reunión (“el derecho a manifestarse”) en medio de su duelo y prepara una más completa militarización de la policía. La pregunta política parece ser: ¿qué versión de la derecha vencerá en las próximas elecciones? Y, ¿qué se convertirá en una derecha permisible una vez que Le Pen esté en el “centro”? Vivimos horrendos, tristes y premonitorios tiempos, pero esperemos que aún podamos pensar, hablar y actuar en medio de ellos.

El duelo parece restringido dentro del marco nacional. Lxs cerca de 50 muertxs en Beirut del día anterior difícilmente son mencionados, así como lxs 111 palestinxs muertxs sólo la semana pasada, o las cifras en Ankara. La mayoría de las personas a las que conozco se describen a sí mismas como “en un callejón”, incapaces de pensar cabalmente acerca de la situación. Una manera de pensar acerca de ella puede ser la de inventar un concepto de duelo transversal, para considerar cómo opera la métrica del duelo, cómo que los cafés sean blancos tira de mi corazón en maneras que otros lugares no lo haría. Parece que el miedo y la ira podrían bien convertirse en un feroz abrazo al estado policial. Supongo que por esto es que prefiero a aquellxs que se sienten en un callejón. Eso quiere decir que esto va a tomar un tiempo para pensarse. Es difícil pensar cuando se está horrorizado. Requiere tiempo, y se requiere de aquellxs que están dispuestxs a tomarse ese tiempo contigo –algo que tiene la oportunidad de suceder en un “rassemblement” prohibido.

-Judith

*Puedes encontrar la carta original aquí.

*La imagen es de internet

Punto para Chile

Chile-matrimonioigualitario

Por Ana Mata || @tatatactictac

Hace exactamente cinco días, Chile se sumó a la lista (nada larga) de países donde el matrimonio* igualitario es posible, ¿escucharon algo? A mí -personalmente- me hace ruido descubrir el tamaño de la comunidad internacional que celebró el matrimonio igualitario en Estados Unidos, por ejemplo, mientras que el de Chile pasó desapercibido. Supongo que no es tan raro, en realidad; con algunas cuestiones se alcanzan a ver los hilos que se tienden a nivel geopolítico más que con otras.

En Chile, se habla de un proceso de más de diez años en que se debatió el proyecto de ley para llegar al acuerdo de reconocer la unión civil de parejas de todo tipo. No está de más decir que esta es una excelente noticia, no sólo por el hecho de que con ello se amplía el reconocimiento de la diversidad sexual, sino porque la sociedad chilena ha batallado mucho con su conservadurismo.

Para un país que reconoció el divorcio hace escasos once años, que despenalizó la sodomía hace quince años y en donde, todavía, el aborto no es legal bajo ninguna circunstancia, el poder institucionalizar el llamado Acuerdo de Unión Civil es un gran logro.

Acá va la lista de países -a la que se suma Chile- donde la unión civil igualitaria es posible (la conseguí en PijamaSurf):

1. Argentina — 2010
2. Bélgica — 2003
3. Brasil— 2013
4. Canadá — 2005
5. Dinamarca — 2012
6. Inglaterra (UK) — 2013
7. Finlandia — 2015
8. Francia — 2013
9. Guayana francesa — 2013
10. Groenlandia— 2015
11. Islandia — 2010
12. Irlanda— 2015
13. Luxemburgo — 2014
14. México — 2009
15. Holanda — 2000
16. Nueva Zelanda — 2013
17. Noruega — 2009
18. Portugal — 2010
19. Escocia (UK) — 2014
20. Sudáfrica — 2006
21.España — 2005
22. Suecia — 2009
23. Estados Unidos — 2015
24. Uruguay — 2013
25. Gales (UK) — 2013

Si no creen que la lista es tan cortita, fíjense cómo se ve en el mapa:

Screen Shot 2015-10-26 at 6.53.53 PM

*Nota: después de escribir esto, alguien me corrigió (¡gracias!) el que yo haya llamado “matrimonio” igualitario al chileno cuando en realidad el matrimonio -estrictamente hablando- sólo es posible para parejas heterosexuales. Por ello, la expresión correcta no es matrimonio igualitario, sino unión civil igualitaria.

____

Ana Mata es psicóloga, cineasta, gestora cultural y maestra en Derechos Humanos

Las imágenes son del Internet*

Esto no se trata de lo que a mí me gusta

Sergei-Illnitsky

Por Ana Mata || @tatatactictac

He estado siguiendo la controversia de Derechos Humanos que hay en el Reino Unido con cierta incredulidad. Primero leí que el gobierno británico tenía la intención de abandonar el Convenio Europeo de Derechos Humanos y me pareció una locura. Después, en un artículo de opinión en el Telegraph, escrito por un coronel del ejército británico, se dijo que eliminar los Derechos Humanos del campo de batalla era un triunfo sobre “los terroristas y los buitres legales”.

La idea que plasma el autor sobre los Derechos Humanos da a entender que se piensa que ellos pueden ser eliminados cuando un grupo de abogados “sin escrúpulos” los usa para defender personas con las que uno no está de acuerdo. ¡Qué conveniente! Como si se pudiera decidir quién es digno de merecer tener derechos de este tipo y quién no, el coronel en cuestión desarrolla su planteamiento hablando de la segunda guerra mundial. Habla de los Derechos Humanos como un medio para evitar repetir la barbarie y proteger a los vulnerables, y en eso no se equivoca.

Sin embargo, lo que el coronel no se da cuenta es que él está interpretando la creación del Convenio Europeo –y en general de los mecanismos de protección internacional de los DDHH- para respaldar su propia visión del mundo. ¡Suena fácil pero no es así! Hablar de Derechos Humanos es complicado. Tan complicado como ponernos de acuerdo acerca de la correcta definición de conceptos como “dignidad”, “libertad”, “igualdad”. Los DDHH son un reto que se asumió después de un periodo histórico muy oscuro; una disposición para ponerse en los zapatos de aquellas personas culturalmente ajenas a nosotrxs mismxs.

Yo les cuento que -desafortunadamente- no es la primera vez que me sorprende que se aborde el tema de los DDHH desde una ignorancia alarmante. Recuerdo muy bien una serie de artículos de opinión en donde algunas personas se quejaban, por ejemplo, de que los presos estuvieran reclamando su derecho a la educación. […] Es en serio. Como sosteniendo una sola idea: la cagaste, ahora te chingas.

Para mí, hay que entender una cosa de entrada: hasta el peor de los seres humanos tiene derechos. No por ser malo, ni por ser terrorista, ni por ser el enemigo, no por haber cometido un crimen, ni por haberse equivocado terriblemente, ni por perder el derecho a la libre locomoción -¡ni por nada de nada!- se pierden el resto de los derechos. Esto se sostiene por el principio acordado de que los Derechos Humanos son inherentes a las personas por el hecho de ser personas.

En fin. Subrayo el hecho de que utilicé la palabra acordado aquí arriba para hablar de otro tema. Se cree que lo importante de la ley reside en la ley misma. La ley –los derechos-, en definitiva, no son más que palabras. Además, en muchos casos, son palabras escritas hace años. La verdadera importancia de la ley es la convención social que existe en respetarla y hacerla cumplir. La importancia está en que esas palabras son interpretadas por nosotrxs que las leemos y les damos un sentido hoy en día.

En definitiva, mi sentir es que hay que seguirles inyectando vigencia a los tratados internacionales de DDHH. Lo que me preocupa con el tema de los ingleses es el razonamiento de que a ciertas personas tendría que poder matárselas con tranquilidad. Abandonar el Convenio Europeo creo que tiene ese trasfondo: el de que algunas vidas valen más que otras, y que mis ideas son la vara con la cual se mide el resto.

Más al respecto de este tema: aquí, aquí, aquí y aquí.

 

_____

Ana Mata es psicóloga, cineasta, gestora cultural y maestra en Derechos Humanos.

*La foto es de Sergei Illnitsky

El Día internacional de la mujer, Google y el dilema de la representación

¿Por qué celebramos el Día internacional de la mujer? Quizá debemos empezar por decir que no es una celebración (o por lo menos no una convencional) sino la conmemoración de la lucha por los derechos fundamentales de las mujeres. El hecho de que estos derechos aún no sean garantía en la mayoría del mundo no es causa de celebración, es causa de reflexión y, en el mejor de los casos, de acción. Recuerdo que hubo pocos años, pero los hubo, en que mi padre, despistado y bienintencionado, le llevó flores a mi madre el 8 de marzo. Mi madre las recibió y preguntó, un tanto desconcertada, qué quería decir ese día para él. Si hubo respuesta no la recuerdo, pero el acto que cualquier otro día hubiera sido una linda y simple demostración de amor, ese día significó ignorancia. El día de la mujer es recibido con ignorancia generalizada, un día de San Valentín que las mujeres solteras también pueden celebrar. No se trata de un fenómeno personal, el malentendido de un único hombre: es una mayoría aplastante.

La interpretación arjonesca del día de la mujer no es, en sí, dañina, pero es una demostración del vago entendimiento del propósito de este día. Otra muestra de esto es el video del doodle que Google colgó en su página de inicio en conmemoración del Día de la mujer. (Aunque definitivamente mejoró a comparación del doodle de 2012 con flores y colores pastel)

google-doodle-international-womens-day

Se trata de un desfile de mujeres anónimas que por su vestimenta aparentan importancia y éxito (en la definición más común de batas blancas y trajes sastres), retratan profesiones normalmente asociadas con lo masculino (boxeadoras, futbolistas, bomberas) o son la viva imagen de su etnicidad y exotismo (lo cual genera una idea de globalización y multiculturalidad que no trasciende el impacto inicial de ver a una mujer con turbante). Todo esto con una clara intención de representar a las mujeres reales del mundo y ser incluyentes. Aunque quizá sea posible reconocer a algunas figuras públicas o de la política mundial, como la presidenta de Lituania Dalia Grybauskaité, su aparición es fugaz y el mensaje no es más que un “feliz día de la mujer” en varios idiomas. No sabemos ni quiénes son ni qué opinan, o al menos no en este video. Un poco de investigación arroja nombres de la talla de la activista de educación pakistaní Malala Yousafzai y  Camila Batmanghelidjh, fundadora de Kids Company y place2be. Es un poco triste que entre las mujeres más reconocidas de todo el video se encuentre Dora la exploradora que, aunque en idea es lindo incluir a una caricatura chicana, roba demasiada atención (además de que es extraño poner un personaje de ficción a la par que una gran cantidad de mujeres reales). En lugar de humanizar a la caricatura, la presencia de Dora caricaturiza a las humanas.

Ryan Germick, el líder del equipo encargado de hacer los famosos doodles dijo: “El Día internacional de la mujer es un tema muy difícil. ¿Cómo resumir lo que las mujeres representan en un gráfico?” Creo que el error es justo ese: querer representar a todas las mujeres, como si fuera posible. Sin embargo, la pregunta de por qué importa este día y para qué sirve se queda en el aire. En lugar de eso, tanto Google como muchas otras instituciones y personas, intentan comprimir a la mitad de la población mundial en un día y decir: “Las mujeres también hacen cosas importantes, ehh”.

Radhika Sanghani escribió en The Telegraph UK: “Después de tres meses de arduo trabajo [Germick] y su equipo crearon una ilustración de 26 mini cromosomas (y uno gigante) en los colores de Google para representar a todas las mujeres del mundo. Auch… ¿de verdad se puede reducir a las mujeres a eso?”

Hipatia Argüero Mendoza

Fuente: http://www.telegraph.co.uk/women/womens-life/10682377/Google-doodle-International-Womens-Day-flummoxes-doodlers-who-opt-for-27-female-chromosomes.html

La criminalización de la diferencia

El pasado 10 de enero el mundo leyó uno de los enunciados más bellos que un ser humano puede escribir o pronunciar en el contexto más escalofriante y terrible imaginable. “Estoy muy enamorado de ti”,  cinco palabras que llevaron a Roger Jean Claude Mbede, joven camerunés de 34 años, a su muerte. Mbede fue encarcelado, discriminado y asesinado por enviar un mensaje de amor a otro hombre en 2011.

La muerte de Mbede coincide con la aprobación de leyes para perseguir y encarcelar a personas homosexuales (o personas que de alguna manera “alienten” este tipo de comportamientos) en dos países africanos: Uganda y Nigeria.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, firmará una nueva ley para criminalizar la homosexualidad con base en la investigación de un grupo de científicos convocado por el Ministerio de Sanidad para resolver el eterno y absurdo dilema de definir si la homosexualidad es genética (una enfermedad congénita) o  una condición adquirida a lo largo de la vida. La conclusión que llevó al presidente de Uganda a firmar esta ley dice que no existe “responsabilidad genética” en la homosexualidad. No es una enfermedad, sino un comportamiento “anormal” elegido, y, como tal es necesario legislarlo.

A mediados de enero Nigeria impuso una pena de 14 años de cárcel para personas con parejas del mismo sexo, y 10 años para la gente que “aliente” estos comportamientos (exactamente a qué se refieren con eso es poco claro, pero sugiere que no participar en la cacería de brujas, es decir, no acusar, denunciar y condenar a terceros también es ilegal). Finalmente, hace algunos días, el presidente de Gambia declaró que perseguirá y combatirá a las personas homosexuales como “alimañas”.

 “Por lo que a mí respecta, LGTB significa lepra, gonorrea, bacterias y tuberculosis, todas las cuales son un peligro para la existencia de los seres humanos”.

– Yahya Jammeh, presidente de Gambia

Según las cifras de Amnistía Internacional, 38 de los 54 países del continente africano, casi 70%, criminalizan la homosexualidad.

La escritora nigeriana Chimamanda Adichie escribió para la revista The Scoop:

Esta nueva ley que criminaliza la homosexualidad es popular entre los nigerianos. Sin embargo, demuestra el fracaso de nuestra democracia, pues una verdadera democracia no se encuentra en las leyes de la mayoría, sino en la protección de las minorías. Esta ley es inconstitucional, ambigua y una prioridad muy extraña en un país con tantos problemas reales. No obstante, sobre todas las cosas, es una injusticia. Incluso si no viviéramos en un país con abastecimiento eléctrico abismal,  donde los graduados universitarios apenas saben leer, donde las personas mueren todos los días por enfermedades fácilmente tratables, o donde Boko Haram comete homicidios en masa de manera causal, esta ley seguiría siendo injusta. No podemos considerarnos una sociedad justa a menos que encontremos un espacio para la diferencia, la manera de aceptar las diferencias benignas, vivir y dejar a otros vivir.

 

Redacción y traducción: Hipatia Argüero

Fuentes:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/02/19/actualidad/1392801377_146961.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/02/16/actualidad/1392580632_115937.html

http://www.thescoopng.com/chimamanda-adichie-why-cant-he-just-be-like-everyone-else/

Ganadoras del Premio Teddy en la Berlinale

Desde 1987 un jurado especial otorga el  Premio Teddy en el marco de la Berlinale. Este premio  es uno de los reconocimientos más importantes para películas con temáticas LGBT de todo el mundo. Las categorías principales son Mejor Largometraje de Ficción y Mejor Documental / Ensayo Fílmico. Además se entrega un premio al Mejor Cortometraje y un Premio Especial del Jurado.

Las ganadoras del Premio Teddy 2014 son:

Mejor largometraje de ficción: Hoje Eu Quero Voltar Sozinho (The Way He Looks), Daniel Ribeiro, Brasil, 2014

Esta cinta es la ópera prima de Daniel Ribeiro, director galardonado con el premio a  mejor cortometraje del Festival Internacional de Cine Gay de Torino en 2008 por su corto “Café con leche”. Esta cinta narra la historia de tres adolescentes: Leo, un chico ciego cansado de que le digan que no puede hacer cosas solo en busca de su independencia; su mejor amiga Giovana, triste ante la idea de que Leo deje la escuela para ir a un internado lejos de ella; y el chico nuevo de la escuela, Gabriel, quien llega a cambiar la perspectiva de Leo al despertar sentimientos que lo hacen reconsiderar sus planes.

Comentario del jurado: Alegre largometraje debut de un director que combina un gran guión, gran construcción de personajes, actuación, fotografía y música para realizar una película que se separa de las muy exploradas cintas del género de maduración o “coming of age” y la da un nuevo significado a la conocida frase “el amor es ciego”.

Mejor documental / ensayo fílmico: Der Kreis (The Circle), Stephan Haupt, Suiza, 2014

Para principios de la década de 1940  la red alrededor de la revista Der Kreis (El círculo) fue la única organización gay que había logrado sobrevivir el régimen Nazi. Sus legendarios bailes con máscaras recibían 800 invitados de toda Europa. En este contexto el tímido maestro Ernst Ostertag se enamoró de la estrella drag Röbi Rapp. Este maestro lucha por hacer que su homosexualidad sea aceptada como normal fuera de los límites de “El círculo” sin por ello perder su trabajo. Esta película de Stephan Haupt revela el fascinante universo de una de las primeras comunidades de liberación gay. Este filme retrata varias décadas de una historia de amor enriquecida con material fílmico de conversaciones con Ernst Ostertad y Röbi Rapp.

Comentario del jurado: Esta  película es una reflexión en torno a las historias “queer” personales en la Suiza de mediados del siglo XX. La cinta arroja luz sobre la necesidad y urgencia de resistir y combatir la proliferación de la homofobia en todo el planeta.

Mejor cortometraje: “Mondial 2010”, Roy Dib, Líbano, 2013

Una pareja libanesa decide hacer un viaje por carretea hasta Ramala. Este corto consiste en la filmación de estos dos hombres mientras hacen una crónica de su viaje. De esta forma, la audiencia puede entrar en las conversaciones de las parejas y al universo de esta ciudad palestina.

Comentario del jurado: Este corto nos lleva a un viaje, tanto de manera literal como personal, a través de un paisaje peligroso en el que la invisibilidad es un aspecto necesario para la supervivencia de las personas homosexuales.

Premio del jurado: Pierrot Lunaire, Bruce laBruce, Alemania, 2014

Una mujer que con frecuencia se viste de hombre, se enamora y seduce a una joven, quien no tiene idea que su amante es del mismo sexo. Cuando la presenta a su familia como “su novio” su padre comienza a tener sospechas y descubre la mentira.

Comentario del jurado: El jurado del Premio Teddy reconoce la nueva pieza de Bruce LaBruce como una adición importante a su obra, la cual continúa explorando el concepto “Queer” en todos los sentidos. En esta cinta LaBruce recombina tres elementos –lenguaje cinematográfico de vanguardia, un uso sofisticado de la música y la extraordinaria actuación de Susanne Sachse– para renovar este clásico avant garde.

Fuente: http://blog.teddyaward.tv/en/2014/02/14/teddy-winners-2014/

Traducción: H.A.

Abuso sexual por parte de militares estadounidenses en Japón

Según documentos del Departamento de Defensa de Estados Unidos, la mayoría de los miembros del ejército estadounidense declarados culpables de cometer delitos sexuales en las bases militares de Japón, no son sentenciados prisión. En lugar de eso, según la revisión de cientos de casos registrados en la instalación  militar estadounidense más grande en el extranjero, los culpables suelen ser multados, degradados, restringidos a sus bases o despedidos del ejército.

“En cerca de 30 casos el único castigo fue una carta de reprimenda”.

Más de 1,000 documentos que la Prensa Asociada obtuvo gracias al Acta de Libertad de Información, describen cientos de casos con tal detalle que realmente dibujan una imagen muy perturbadora de la manera en la que los oficiales estadounidenses juzgan y castigan a las tropas acusadas de crímenes sexuales. El manejo de los alegatos suele ser caótico y muchas veces los casos más sólidos son reducidos a cargos menores.

“Después de una noche de fiesta en la ciudad de Hiroshima, la mujer estuvo de acuerdo en compartir una habitación en el Tokyo Inn Hotel con el militar estadounidense.

Tan pronto como cerró la puerta, el encuentro se tornó violento, declaró ella ante los investigadores. Le arrancó la ropa y el militar la obligó a realizar sexo oral antes de violarla, dijo.

El militar declaró que el sexo fue consensual, pero también admitió que ella “podría haberlo percibido como violación”, tal y como quedó registrado en un reporte de investigación de octubre de 2011.

En un juicio sumario de la corte marcial, un foro para resolver ofensas menores, fue declarado culpable de adulterio y de no seguir una orden. Recibió una multa por $978 dólares y fue degradado al rango militar más bajo”.

Fuente: http://bigstory.ap.org/article/documents-judgments-random-military-sex-crimes

En algunos casos de violación, por ejemplo, los comandantes denegaron la recomendación de llevar el caso a la corte marcial y en lugar de eso decidieron retirar los cargos.

“Incluso cuando las autoridades militares concluyen que un crimen ha sido cometido, es muy poco probable que los culpables sean sentenciados a prisión. De los 244 miembros del servicio militar cuyos castigos fueron registrados en los documentos, sólo un tercio había sido encarcelado”.

El número de casos de abuso sexual que llegan a la corte marcial ha aumentado de manera regular: de 42% en 2009 a 68% en 2012. En 2012, de los 238 militares sentenciados, 74% fueron a la cárcel. Sin embargo, esta tendencia no se refleja en los casos de Japón. De 473 alegatos de abuso sexual dentro de las unidades de las fuerzas armadas y marina estadounidense, sólo 116 o 24% llegaron a la corte marcial.

Fuente: http://www.theguardian.com/world/2014/feb/09/sexual-assaults-us-military-japan-prison-unlikely

Traducción: H.A.