Punto para Chile

Chile-matrimonioigualitario

Por Ana Mata || @tatatactictac

Hace exactamente cinco días, Chile se sumó a la lista (nada larga) de países donde el matrimonio* igualitario es posible, ¿escucharon algo? A mí -personalmente- me hace ruido descubrir el tamaño de la comunidad internacional que celebró el matrimonio igualitario en Estados Unidos, por ejemplo, mientras que el de Chile pasó desapercibido. Supongo que no es tan raro, en realidad; con algunas cuestiones se alcanzan a ver los hilos que se tienden a nivel geopolítico más que con otras.

En Chile, se habla de un proceso de más de diez años en que se debatió el proyecto de ley para llegar al acuerdo de reconocer la unión civil de parejas de todo tipo. No está de más decir que esta es una excelente noticia, no sólo por el hecho de que con ello se amplía el reconocimiento de la diversidad sexual, sino porque la sociedad chilena ha batallado mucho con su conservadurismo.

Para un país que reconoció el divorcio hace escasos once años, que despenalizó la sodomía hace quince años y en donde, todavía, el aborto no es legal bajo ninguna circunstancia, el poder institucionalizar el llamado Acuerdo de Unión Civil es un gran logro.

Acá va la lista de países -a la que se suma Chile- donde la unión civil igualitaria es posible (la conseguí en PijamaSurf):

1. Argentina — 2010
2. Bélgica — 2003
3. Brasil— 2013
4. Canadá — 2005
5. Dinamarca — 2012
6. Inglaterra (UK) — 2013
7. Finlandia — 2015
8. Francia — 2013
9. Guayana francesa — 2013
10. Groenlandia— 2015
11. Islandia — 2010
12. Irlanda— 2015
13. Luxemburgo — 2014
14. México — 2009
15. Holanda — 2000
16. Nueva Zelanda — 2013
17. Noruega — 2009
18. Portugal — 2010
19. Escocia (UK) — 2014
20. Sudáfrica — 2006
21.España — 2005
22. Suecia — 2009
23. Estados Unidos — 2015
24. Uruguay — 2013
25. Gales (UK) — 2013

Si no creen que la lista es tan cortita, fíjense cómo se ve en el mapa:

Screen Shot 2015-10-26 at 6.53.53 PM

*Nota: después de escribir esto, alguien me corrigió (¡gracias!) el que yo haya llamado “matrimonio” igualitario al chileno cuando en realidad el matrimonio -estrictamente hablando- sólo es posible para parejas heterosexuales. Por ello, la expresión correcta no es matrimonio igualitario, sino unión civil igualitaria.

____

Ana Mata es psicóloga, cineasta, gestora cultural y maestra en Derechos Humanos

Las imágenes son del Internet*

Anuncios

La criminalización de la diferencia

El pasado 10 de enero el mundo leyó uno de los enunciados más bellos que un ser humano puede escribir o pronunciar en el contexto más escalofriante y terrible imaginable. “Estoy muy enamorado de ti”,  cinco palabras que llevaron a Roger Jean Claude Mbede, joven camerunés de 34 años, a su muerte. Mbede fue encarcelado, discriminado y asesinado por enviar un mensaje de amor a otro hombre en 2011.

La muerte de Mbede coincide con la aprobación de leyes para perseguir y encarcelar a personas homosexuales (o personas que de alguna manera “alienten” este tipo de comportamientos) en dos países africanos: Uganda y Nigeria.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, firmará una nueva ley para criminalizar la homosexualidad con base en la investigación de un grupo de científicos convocado por el Ministerio de Sanidad para resolver el eterno y absurdo dilema de definir si la homosexualidad es genética (una enfermedad congénita) o  una condición adquirida a lo largo de la vida. La conclusión que llevó al presidente de Uganda a firmar esta ley dice que no existe “responsabilidad genética” en la homosexualidad. No es una enfermedad, sino un comportamiento “anormal” elegido, y, como tal es necesario legislarlo.

A mediados de enero Nigeria impuso una pena de 14 años de cárcel para personas con parejas del mismo sexo, y 10 años para la gente que “aliente” estos comportamientos (exactamente a qué se refieren con eso es poco claro, pero sugiere que no participar en la cacería de brujas, es decir, no acusar, denunciar y condenar a terceros también es ilegal). Finalmente, hace algunos días, el presidente de Gambia declaró que perseguirá y combatirá a las personas homosexuales como “alimañas”.

 “Por lo que a mí respecta, LGTB significa lepra, gonorrea, bacterias y tuberculosis, todas las cuales son un peligro para la existencia de los seres humanos”.

– Yahya Jammeh, presidente de Gambia

Según las cifras de Amnistía Internacional, 38 de los 54 países del continente africano, casi 70%, criminalizan la homosexualidad.

La escritora nigeriana Chimamanda Adichie escribió para la revista The Scoop:

Esta nueva ley que criminaliza la homosexualidad es popular entre los nigerianos. Sin embargo, demuestra el fracaso de nuestra democracia, pues una verdadera democracia no se encuentra en las leyes de la mayoría, sino en la protección de las minorías. Esta ley es inconstitucional, ambigua y una prioridad muy extraña en un país con tantos problemas reales. No obstante, sobre todas las cosas, es una injusticia. Incluso si no viviéramos en un país con abastecimiento eléctrico abismal,  donde los graduados universitarios apenas saben leer, donde las personas mueren todos los días por enfermedades fácilmente tratables, o donde Boko Haram comete homicidios en masa de manera causal, esta ley seguiría siendo injusta. No podemos considerarnos una sociedad justa a menos que encontremos un espacio para la diferencia, la manera de aceptar las diferencias benignas, vivir y dejar a otros vivir.

 

Redacción y traducción: Hipatia Argüero

Fuentes:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/02/19/actualidad/1392801377_146961.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/02/16/actualidad/1392580632_115937.html

http://www.thescoopng.com/chimamanda-adichie-why-cant-he-just-be-like-everyone-else/