“Después de Tiller”, documental de Martha Shane y Lana Wilson

Mientras comíamos, mi amiga me preguntó, “¿de qué trata el documental?”. Ya le había mencionado que era sobre el aborto, pero nada más. “Es sobre los únicos cuatro médicos que practican abortos en el tercer trimestre de embarazo en Estados Unidos”, le respondí. Su mirada se oscureció y me dijo “pero eso no está bien”. Traté de aligerar la plática argumentando que no sabía si el documental era a favor o en contra de dicha práctica y cambié de tema lo más rápido que pude. No obstante, para cuando terminamos de comer, mi amiga ya había pedido disculpas porque tenía un evento familiar que había olvidado y no podría acompañarme a la función. Era la segunda persona que se retractaba de mi invitación a ver este documental (ya antes un amigo había dicho que no en cuanto mencioné la palabra “aborto”).

El documental del que hablo es Después de Tiller (After Tiller, 2013). En él se retratan, como ya dije, las vidas de los únicos cuatro médicos que practican abortos en el tercer trimestre de embarazo después del asesinato del doctor George Tiller en 2009. La película se enfoca tanto en los casos particulares de las mujeres que buscan realizarse un aborto en la última etapa de la gestación del bebé como en el trabajo que los médicos realizan dentro y fuera de sus clínicas, los problemas que enfrentan con  grupos anti-abortistas, los conflictos personales que tienen al realizar esta actividad y cómo su profesión repercute en sus vidas y en la de sus familias.

Lo primero que el documental hace es dejar en claro las razones para que se practiquen estos abortos. Contrario a lo que se pensaría, y a la idea que tratan de promover los grupos anti-abortistas, casi todas estas mujeres (que, cabe mencionarse, van acompañadas de sus parejas) tienen que recurrir al aborto no porque no quieran a sus bebés, sino porque los quieren. En la mayoría de los casos que documenta la película, los bebés han sido diagnosticados con enfermedades que impedirán que tengan una buena calidad de vida (uno de los bebés nacerá sin la mitad del cerebro, otro tiene una malformación que provocará, en caso de que nazca vivo, que viva a lo mucho un par de años y con dolor físico extremo). Sólo se menciona un caso de violación y uno de una adolescente que se embaraza en su primer encuentro sexual. En ambas situaciones, se hace énfasis en el estado de negación y/o de shock que impidieron a estas mujeres tomar una decisión “a tiempo”. Así, al tratar a profundidad el dolor que estas mujeres sienten, sea cual sea la razón por la que se acercan a estos médicos, se humaniza a las pacientes y a quienes las atienden (pues ellos están concientes de ese dolor y tratan, en lo posible, de ayudarlas en su proceso de duelo).

El documental hace énfasis en cómo los médicos crean vínculos emocionales con sus pacientes y las consecuencias que eso tiene en ellos (una de las doctoras señala que le cuesta mucho trabajo realizar los abortos porque ve a los productos como bebés, no como fetos). También se muestran los elementos que los médicos toman en consideración para atender o no a una paciente, pues existe un filtro que tienen para realizar abortos sólo a casos extremos, y cómo justifican su práctica.

La constante lucha que viven estos médicos con los grupos anti-abortistas también es un tema al que se le da mucha importancia (no en vano el origen del documental es el asesinato del doctor Tiller a manos de un activista anti-aborto cuando estaba en misa un domingo en la mañana). Si bien es innegable que la película tiene una visión a favor de la labor de estos médicos, se le da tiempo a los grupos en contra para que expongan sus razones (aunque éstas sean desinformadas y basadas en dogmas religiosos). Se muestran las manifestaciones que diariamente hacen afuera de las clínicas y que consisten en oraciones y gritos sobre almas que arderán eternamente en el infierno, pero también las amenazas de muerte que doctores, sus parejas e hijos reciben por teléfono, y las estrategias políticas que utilizan para influir en el gobierno para prohibir el aborto en esta etapa por considerarlo asesinato.

El gran acierto del documental es la sensibilidad con que aborda un aspecto particularmente delicado en un tema muy controversial en sí mismo, pero sin dejar de ser claro y directo. El hecho de que se trate de mostrar el lado positivo de la labor que estos médicos realizan no lo vuelve monológico ni busca cambiar la opinión que cada persona tiene sobre ellos. Sólo busca dar voz a quienes son vistos por gran parte de la sociedad como seres que realizan actos reprobables y romper con los prejuicios que se tienen de ellos y de sus pacientes. Busca mostrar el lado humano de un acto difícil de racionalizar y mostrar por qué las mujeres deben tener derecho a decidir sobre su cuerpo sin temer los señalamientos del resto de la sociedad. Sin duda el tema asusta, como ocurrió con mis amigos, pero precisamente por eso Después de Tiller es importante; porque reaviva la discusión que se tiene sobre los derechos reproductivos de las mujeres sin perder de vista su lado humano y emocional.

Antonio Puente

Va 1 faltan 31

El 24 de abril de 2007 es una fecha histórica para México, pues se aprobó una reforma de ley nunca antes vista en nuestro país y considerada de las más liberales en Latinoamérica: la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación, en la Ciudad de México.

Sobra mencionar que la despenalización del aborto es un avance muy importante a nivel de salud pública y también a nivel cultural. Desde esa fecha las mujeres han podido tomar una decisión libre sobre su cuerpo y su embarazo y esto ha dado pie a variadas discusiones sobre la educación sexual, mortalidad materna y la salud sexual y reproductiva del pueblo mexicano; y de Latinoamérica. Al ser pionero en este tipo de leyes, México ha dado el primer paso para que países como Uruguay también incluyan la despenalización del aborto como parte de las reformas a sus leyes.

Sin embargo, aunque esta reforma histórica es muy celebrable, es tan solo un pequeño paso pues la realidad es que apenas el 7.87% (porcentaje aproximado) de la población habita en el Distrito Federal, mientras que el resto continúa en estados donde su decisión es vista como un crimen penado con prisión.

Es verdad que todos los códigos penales estatales consideran el aborto como una acción legal en casos de violación, la mayoría lo permiten cuando la vida de la mujer está en riesgo y Yucatán incluye factores económicos cuando la mujer tiene ya tres o más hijos desde 1992. También es verdad que aunque el aborto esté dentro del margen de la ley, en la práctica son pocos los estados que facilitan la Interrupción Legal del Embarazo. El tabú y los prejuicios continúan.

Este 24 de abril celebremos que cada vez más las mujeres son capaces de tomar decisiones sin ser castigadas, pero tengamos en cuenta de que aún nos falta. ¡Va un Estado de la República, nos faltan 31! Y eso es solo en México.

Despenalizacion-01-01

Texto e imagen: Marie Stopes México


Marie Stopes es una organización para la planificación familiar fundada en 1921 por la doctora Marie Stopes en Inglaterra. En 1972 se internacionalizó y actualmente trabaja en 42 países. En 1991 llegó a México y fundó clínicas de salud sexual y reproductiva en Chiapas. Hoy en día existen seis centros y clínicas de atención especializada médica y psicológica para la planificación familiar, anticoncepción, salud sexual y reproductiva y la interrupción legal del embarazo en la Ciudad de México. También cuenta con clínicas en Chiapas y en Oaxaca.

Para más información visita su página:

 http://www.mariestopes.mx/index

Cifras y realidades del aborto inseguro

La Organización Mundial de la Salud estima que 47,000 mujeres mueren cada año a causa de un abortos mal practicados en todo el mundo. Estos números deberían ser suficiente para sacudir a cualquiera, pero las muertes por abortos mal practicados no pueden reducirse a una estadística.

“En los casos en que la tecnología médica está disponible y la interrupción del embarazo puede llevarse a cabo de manera segura, resulta terriblemente injusto que las creencias religiosas y las leyes restrictivas obliguen a las mujeres a arriesgar su vida y sacrificar su futuro por un aborto realizado en malas condiciones. Ante todo, se trata de un asunto de derechos humanos, uno que debe ser atendido de inmediato, particularmente en vista de que en muchos lugares del mundo las leyes liberales establecidas con anterioridad están siendo reevaluadas y reemplazadas por nuevos obstáculos”

– Shweta Krishnan
“Unsafe abortion: Not just a number”

Las cifras sobre el aborto inseguro de la Organización Mundial de la Salud incluyen los siguientes hechos clave:

  • Cada año se practican cerca de 22 millones de abortos inseguros en el mundo, la mayoría en países en desarrollo.
  • Las muertes causadas por el aborto inseguro suman 13% del total de mortalidad materna. El continente africano se ha visto afectado desproporcionadamente, con casi dos tercios del total de muertes relacionadas al aborto.
  • Cada año cerca de 5 millones de mujeres son internadas en el hospital como resultado de un aborto mal practicado.
  • Más de tres millones de mujeres que sufren complicaciones como consecuencia de un aborto inseguro no reciben atención médica.
  • El costo anual de tratar complicaciones graves a consecuencia de un aborto inseguro se estima en 680 millones de dólares.
  • Casi todas las muertes y discapacidades causadas por aborto pueden prevenirse a través de educación sexual, uso correcto de anticonceptivos, acceso a la interrupción legal del embarazo practicada según estándares de seguridad y tratamiento oportuno ante complicaciones.

La interrupción legal del embarazo no es una cuestión ideológica o de creencias, es un asunto de vida y derechos humanos. Conocemos los números y las estadísticas, sabemos que esto sucede en todo el mundo. No se trata de estar de acuerdo o no, sino de crear consciencia sobre una realidad que ningún juicio personal puede alterar. Millones de mujeres mueren por no tener acceso a servicios de salud, por las legislaciones que les prohiben decidir pero no actuar.

En abril de 2014 se cumplen 7 años de que la Interrupción Legal del Embarazo fuera aprobada en el Distrito Federal. Definitivamente es un paso adelante, sobre todo considerando que todo el esfuerzo previo ha prevalecido casi una década. Sin embargo, no es posible vivir en un mundo de derechos centralizados, en el que el acceso a servicios básicos de salud sólo están disponibles en la capital de un país tan grande y diverso como México.

El 7º Aniversario de la ILE en el D.F. es motivo de reflexión y concienciación.  Hagamos que los derechos universales sean en verdad universales y dejemos de reducir el debate a lo que ocurre entre nuestras orejas. Hay mucho por delante. Abramos los ojos.


Fuentes:

Women’s Global Network for Reproductive Rights
http://www.wgnrr.org/blog/11/unsafe-abortion-not-just-number

Organización Mundial de la Salud
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs388/en/

Derechos Sexuales y Reproductivos: Avances y retrocesos violentos contra las mujeres mexicanas

En materia de derechos reproductivos, nuestro país cuenta con un largo historial de avances y retrocesos, son estos últimos, por su irracionalidad jurídica, los que han llevado a criminalizar a las mujeres al grado de perseguirlas, denunciarlas y procesarlas, no sólo por el delito de aborto, sino bajo acusaciones de homicidio agravado en razón de parentesco, infanticidio, o fabricando delitos aberrantes como el de homicidio en agravio de un producto en gestación, todos con condenas que promedian los treinta años de prisión.

Con un gobierno local de izquierda y con los cálculos políticos de abordar un tema polémico bien aquilatados, en el mes de abril del año 2007, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal votó por la despenalización del aborto voluntario hasta la doceava semana de gestación, aprobando reformas tanto al código penal de la ciudad de México, como a su correspondiente ley de salud. La estrategia legislativa consistió en reformular la definición jurídica del delito de aborto, quedando la siguiente redacción “aborto es la interrupción del embarazo después de la décimo segunda semana de gestación”. Por lo tanto, la interrupción de un embarazo únicamente puede penalizarse a partir de la semana 13 de gestación, siendo lícitos los abortos consentidos o procurados dentro de las primeras 12 semanas de embarazo (Artículo 144 CPDF).

Pasado un mes de que el gobierno de la ciudad inició el servicio de la
interrupción legal del embarazo (ILE), las reacciones del clero político y de los grupos conservadores, que proponemos llamar grupos anti-derechos, comenzaron a organizarse con recursos y actuar de una forma en extremo violenta. El gobierno federal integrado por algunos grupos de extrema derecha, por conducto del titular de la procuración de justicia, y con la complicidad vergonzosa del entonces titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), intentaron echar abajo los avances legislativos logrados en la ciudad de México, interponiendo como estrategia de litigio, acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la
Nación. La argumentación central del citado recurso legal, era más ideológica que jurídica y reflejaba un total desconocimiento de los compromisos adquiridos por México a nivel internacional con la firma de los tratados de derechos humanos que protegen a las mujeres, con los objetivos del milenio para disminuir la muerte materna y con el cumplimiento a las recomendaciones que varios organismos internacionales habían hecho en reiteradas ocasiones al Estado mexicano en el sentido de eliminar los marcos restrictivos a los derechos reproductivos.

El histórico día 28 de Agosto del 2008, ocho ministros y ministras de un total de once que forman parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, resolvieron que las reformas en materia penal y de salud hechas por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, eran constitucionales. Esta resolución representó un parte-aguas político y jurídico para todo el país, pues el concreto derecho a decidir de las mujeres quedó priorizado sobre un abstracto derecho a la vida.

La despenalización del aborto voluntario hasta la doceava semana de
gestación y los servicios de salud reproductiva gratuitos, colocaron a la ciudad de México a la vanguardia en América Latina. El desarrollo
argumentativo que tuvo lugar en lo social y en lo jurídico, será un importante referente para los procesos futuros de la región latinoamericana, por lo que las organizaciones civiles y la academia han cuidado su adecuada documentación.

Unas semanas antes de que finalizara el año 2008, la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicó la sentencia que validaba la constitucionalidad de las reformas legislativas en el Distrito Federal. Es importante notar que a diferencia de la riqueza argumentativa del debate en el Pleno, para el engrose de la sentencia, se optó por una enunciación jurídica formalista y excesivamente literal que dejó flancos débiles, de manera intencional, por los que se coló una estrategia perversa de corte conservador con notorios tintes fundamentalistas, planeada desde las cúpulas del poder en contubernio con el clero político y que ha causado graves daños a la vida y a la salud de muchas mujeres mexicanas, que en su mayoría viven pobreza.

La estrategia perversa de corte conservador tenía la clara intención de blindar a las entidades federativas para impedir que se legisle en favor de la despenalización del delito de aborto y vulnerando flagrantemente la laicidad del Estado, en un lapso de dieciocho meses contados a partir de la resolución judicial citada, los congresos locales de 16 Estados de la República Mexicana votaron de una forma irregular y contraria a los principios de la democracia, modificaciones a sus constituciones políticas locales, en el sentido de “proteger la vida desde el momento de la concepción/fecundación hasta la muerte natural”.

Lourdes Enríquez Rosas


Lourdes Enríquez Rosas es profesora, investigadora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, especialista en estética y filosofía
política, y coordinadora del Seminario de Investigación permanente “Alteridad y Exclusiones: Vocabulario para el debate social y político”

Texto del Programa Universitario de Estudios de Género

Sigue este link para leer el texto completo:

http://www.pueg.unam.mx/images/textos_interes/derechos_sexuales_y_reproductivos_avances_y_retrocesos_violentos_contra_las_mujeres_mexicanas.pdf